20131129-081657.jpgEntre las teorías de gestión se incluye, siempre, alguna lección sobre delegación de tareas, responsabilidades o funciones.

Este asunto, indiscutible por obvio, se torna esencial en las empresas de tamaño reducido. Es en ellas donde los escasos recursos humanos hacen de una vocación una obligación.

Sin embargo, debe considerarse que no podemos quedarnos, sólo, en un mero reparto de tareas. Para que la delegación funcione, y sirva a los objetivos de la empresa y a la buena gestión de la misma, habrá que proceder a una asignación amplia de trabajos, responsabilidades y funciones.

Es claro que, sólo con asignar, el trabajo queda incompleto. Hay que formar adecuadamente a las personas para que puedan acometer sus encomiendas con criterio, definir bien lo que se espera como resultado, dotarlas de medios adecuados, supervisar (no controlar) la ejecución y, por último, premiar el triunfo o aplicar las correcciones precisas.

La delegación, reconozco, tiene un enemigo en el refranero empresarial: «si quieres que algo se haga bien, hazlo tu mismo» o «tardo menos haciéndolo que encargándolo». No dejan de ser muestras de inseguridad o incapacidad de manejo de los recursos. Bien es cierto que algún hábil lo justifica con la necesaria calidad del servicio. No dudo de las buenas intenciones y, es más, contribuye a la fama de esforzados y leonardianos de algunos. Para desgracia de las organizaciones, el resultado es inevitable: limitación al desarrollo de la empresa, conversión de colaboradores en soldados disciplinados (formalmente), desmotivación y malgasto (por falta de aprovechamiento) de la potencialidad de nuestro equipo.

He de reconocer que la solución, no siendo fácil, es imprescindible. Y digo que no es fácil pues implica renuncia (al control absoluto) y sacrificio personal (mentalidad) unidos al aprendizaje de la tolerancia a los errores y desviaciones.

Vale más alcanzar el 75%, entre, y con, todos, que el 10% sólo

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de usuario y con fines estadísticos. Si continúa utilizando este sitio consideramos que está de acuerdo.