AUDIO: Parada de Postas en Onda Cero (28-07-2017)

En esta primera entrega de Parada de Postas, vamos a fijarnos en como la combinación de actividades económicas, aparentemente inconexas, configuran un nuevo sector de presente y futuro gracias a los exponenciales avances de la tecnología. Esta semana he podido conocer un proyecto español, Alebat Education, que sirve de base para la reflexión de hoy.

Salud, formación y audiovisual se nos presentan como actividades independientes en el mercado. Sin embargo, cuando se introduce el factor tecnológico nos encontramos con un efecto multiplicador de los tres primeros.

El sector de la salud, en su sentido más amplio, es, desde hace un tiempo, uno de los mayores tractores de la actividad económica. Estamos asistiendo a la construcción de grandes centros hospitalarios, procesos de integración de empresas de prestación de servicios sanitarios y, por supuesto, a una profunda especialización y personalización de los tratamientos. La sanidad, pública y privada, ha tomado una relevancia económica en el escenario internacional, nunca vista antes.

En un mundo donde cada día se producen espectaculares avances en tratamientos, técnicas médicas y aparatología, surge la necesidad de mantenerse, permanentemente, al día en las mejores prácticas. Para ello, la formación continua y de calidad es el requisito imprescindible. Las actividades de formación, tanto tradicional, como on line, representan un importe cada vez mayor de las transacciones comerciales.

Ambos elementos, salud y formación, integrados en una plataforma tecnológica sólida y confiable, cuyos contenidos científicos sean de un prestigio profesional de primer nivel, junto con un formato audiovisual atrayente que contribuya activamente al aprendizaje, hacen posible la aparición de estos nuevos actores económicos.

Son iniciativas que , más allá de sus necesarios objetivos financieros, cumplen una misión social: hacen posible que cualquier profesional de la medicina, en cualquier rincón del planeta, pueda acceder al conocimiento de los últimos y mejores avances y a los resultados de las investigaciones científicas punteras.

No cabe duda que economía y ciencia se dan la mano en este tipo de proyectos. Quizá debamos considerar seriamente que el reto permanente para derrotar a la muerte del que habla Noah Harari en su libro Homo Deus esta presente en las mesa de los inversores mundiales.

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de usuario y con fines estadísticos. Si continúa utilizando este sitio consideramos que está de acuerdo.