AUDIO: Parada de Postas en Onda Cero (6-10-2017)

Buena tarde, Arturo.

Retomamos nuestro espacio en Onda Cero con una expresión empresarial de origen popular: PATADA AL CALDERO.

Nuestra economía, nuestro caldero, está sufriendo tambaleos por las patadas que desde una parte del país le están dando.

Es cierto que se trata de una minoría y que la mayor pérdida del contenido tendrá lugar en su entorno, pero no deja de ser el caldero de todos.

Nos ha costado mucho llenarlo entre todos y sigue suponiendo un esfuerzo titánico llevarlo a un equilibrio estable.

Las empresas no tienen valores. Son las personas quienes los tienen. Son sus propietarios, consejeros, directivos y empleados quienes comparten creencias que les permiten cooperar y alcanzar objetivos comunes.

Los clientes, también personas, tienen los suyos. Las decisiones del consumidor tienen una mezcla de razón y sentimiento.

Y a ambos, empresas y consumidores, se les conoce por sus actos. Nuestro entorno actual tiene un perfil muy marcado por el rápido flujo de información y por la tremenda proliferación de alternativas. Es muy raro no encontrar en el mercado bienes y servicios sustitutivos.

Cuando se apela a los sentimientos, a las creencias, las reacciones son inesperadas (o quizá, no tanto).

Movimientos estéticos ya no cuelan en el entorno de sobreinformación presente. Cuando se produce un traslado de papel, un cambio registral, pero no un movimiento real del centro de decisión y, sobre todo, de los prinicipios y valores, el mercado lo interpreta como oportunismo y no como un acto sólido.

Sin embargo, nuestro caldero es mucho más sólido de lo que algunos quieren hacernos creer. No hay duda de que habrá leche derramada, pero la base es de hierro forjado y bien gruesa.

Queridos oyentes, somos muchos más los que aportamos al recipiente común que los que, únicamente, persiguen su exclusivo interés.

Arturo, hechos son amores y no buenas razones.

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de usuario y con fines estadísticos. Si continúa utilizando este sitio consideramos que está de acuerdo.